sábado, 22 de abril de 2017

POR TRECE RAZONES: UNA DURA HISTORIA SOBRE ACOSO ESCOLAR

Cuando me hablaron de esta serie me dio algo de pereza ponerme con ella. No me seducía demasiado la idea de enfrascarme en una historia de adolescentes insoportables. Ya hemos tenido bastante con 'Gossip girl' y 'Pequeñas mentirosas', qué necesidad hay de pasar otra vez por lo mismo. 


En Semana Santa todo el mundo se marchó rumbo a alguna parte, y yo, que me estoy reservando para el viaje que haré en mayo a Polonia, decidí que el mejor lugar para pasar esos días libres era el sofá de mi casa, ataviada por supuesto con mi mejor pijama, ese al que todavía no le han salido pelotillas, que no me gusta a mí perder la elegancia ni en vacaciones. Saldé algunas cuentas pendientes, como terminar el libro que tenía entre manos en ese momento, ‘El prisionero del cielo’, de Carlos Ruiz Zafón, y ver algunos capítulos de 'Girls' que se me habían acumulado durante las últimas semanas (mi relación de amor - odio con Lena Dunham daría para otro post). Después, a pesar de creer que aquello no era una buena idea y de que le estaba abriendo la puerta al aburrimiento, puse el primer capítulo de ‘Por trece razones’. Y entonces se hizo la magia y ya no hubo vuelta atrás.

La serie, basada en el libro del mismo nombre, narra la historia de Hannah Baker, una adolescente que decide suicidarse. Pero antes, deja siete cintas de cassette dirigidas a algunos de sus compañeros de instituto, en las que explica cuáles han sido las trece razones que le han llevado a acabar con su vida.


Esta dura historia sobre el bullying pone sobre la mesa situaciones que todos hemos vivido y sobre las que nadie habla, y hace que empatices con la protagonista, eches la vista atrás y vuelvas a tener dieciséis años. Y de pronto, un montón de recuerdos que habías escondido en el rincón más profundo de tu memoria, salen a la luz. Y  te das cuenta de que a las mujeres se nos empieza a tratar como a un trozo de carne desde una edad bien temprana y de que como consecuencia, nos parecen normales cosas que no son nada normales: esa lista que puntúa a las chicas de la clase de más guapas a más feas, que te toquen el culo porque sí, que ellos no entiendan que NO significa NO.


Es posible que todos hayamos vivido algún tipo de agresión durante esa etapa llamada adolescencia, pero también lo es que todos la hayamos cometido, incluso sin darnos cuenta. Sí, en algún momento nos hemos reído de alguien, y hemos dirigido miradas de desprecio y caras de asco, sin saber las consecuencias que eso haya podido tener. Cuando lo hacemos, nos parece algo insignificante, pero un cúmulo de estas acciones que nosotros creemos insignificantes, puede llevar a una persona al suicidio. Ya sabéis, ese aleteo de una mariposa que puede provocar un huracán.


Por otro lado, cuando yo era adolescente, sentía que las personas adultas no me tomaban en serio ni a mí ni a mis problemas. Estaría bien que esto cambiara, porque al final los adolescentes son personas reales con problemas reales, y esta serie nos muestra cómo puede terminar la historia de una chica que pide ayuda sin ser escuchada.

Cuando tenía quince años estrenaron la película ‘Chicas malas’, que también habla sobre cómo lidiar con los malos del instituto, y el póster de la peli ponía a modo de eslogan ‘Cuida tus espaldas’. A mis quince años éste me parecía el mejor consejo que se le podía dar a alguien que estuviera en sus años de instituto, y hoy también. Creo que ya lo tenía bastante claro, pero ‘Por trece razones’ me lo ha confirmado: la adolescencia es una mierda, y bastante grande además.


No me gusta nada acabar este post de una manera tan pesimista, aunque desgraciadamente hoy por hoy la realidad sobre este asunto lo es, así que añado una frase más para decir que construir algo mejor es posible y sólo está en nuestras manos. 

“Aprendamos a demostrar nuestra amistad a la gente durante su vida y no después de muertos." 


El gran Gatsby - F. Scott Fitzgerald


Pd: Si no lo digo reviento. Clay Jensen, el coprotagonista, es el personaje más adorable que he visto en mucho tiempo.

¿Habéis visto ya la serie? ¿Os ha removido tanto como a mí?