miércoles, 27 de mayo de 2015

GUILTY PLEASURES

Hace algunos meses leí en 'Manual de un buen vividor' un post sobre los guilty pleasures, esos placeres ocultos que todos tenemos y que guardamos bajo siete llaves por miedo a dejar de ser considerados personas sin trastornos mentales.  Me encantó toparme con algo así y darme cuenta de que no soy la única persona, tal y como yo creía, a la que 'La mayonesa' le parece un temazo (y así, sin avisar, ya os he soltado mi primer guilty pleasure). Y es que quién no ha tenido un hobbie tan absurdo que jamás confesaría ni a punta de pistola y descubrir después uno de esos grupos de Facebook  llamados 'Yo también…' con miles de seguidores que comparten contigo esa ridícula afición que guardas en secreto.


Me apetece divertirme un rato riéndome de mí misma, así que aprovechando que aquí nadie me pone cara y que me escondo tras el nombre ‘Siempre nos quedarán los jeans’, y por tanto podré conservar mi domicilio y no verme obligada a mudarme de país debido a esta especie de confesión, ahí va una lista con mis placeres ocultos.

Cuando son las cuatro de la mañana de un sábado, estoy en una discoteca, las fuerzas empiezan a flaquear y  comienzo a pensar en lo suave que es mi almohada, me pones 'La danza Kuduro' y me arreglas la noche. Una vez, en una discoteca de Bath, en el momento en el que el ánimo ya empezaba a decaer, sonaron las primeras notas de esta obra maestra, y por ende mi dolor de pies desapareció al mismo tiempo que yo recuperaba mis ganas de vivir. Mientras estaba allí dándolo todo, pensaba en lo raro que era que una canción así sonara en una discoteca inglesa. Más tarde me enteré que había sido una amiga mía quién le había pedido al dj la canción, después de que yo dijera, así de pasada, unas cinco o seis veces “Pues ponían poner La danza Kuduro”. Los ingleses debían de flipar, porque mucho The Beatles y Rod Stewart, pero ya era hora de que conocieran lo que es música de la buena. Como veis, mi fiebre por 'La danza Kuduro' no sólo se limita al territorio nacional, sino que traspasa fronteras.

Aquí os dejo el vídeo de la canción en cuestión. Poesía para vuestros oídos. No hace falta que me deis las gracias, yo soy de hacer el bien por la gente de manera desinteresada.


Por Dios. Después de ver esto acabo de darme cuenta de que si la canción por si sola es todo un sacrilegio, acompañada del vídeo ya es una auténtica aberración.

En fin, qué puedo decir. Si después de esto todavía piensas que sigo siendo una persona digna de ser saludada por la calle, prosigamos pues arruinando mi reputación, porque aquí hemos venido a jugar.

Ahora voy a cerrar los ojos con fuerza y a decir lo más rápidamente posible que… meencantadormirconcalcetines. Ya está. Ya lo he dicho, y tampoco ha sido para tanto. Sé que la gente se echa las manos a la cabeza escandalizada cuando digo esto (cosa que no me explico), pero no puedo evitarlo, si entre los meses de octubre y abril no duermo con calcetines, ya puedo echarme mantas encima, que no entro en calor.


Leí el libro que Jorge Javier Vázquez escribió sobre él mismo, ‘La vida iba en serio’, y lo peor de todo es que me gustó. Cuando este tema sale en alguna conversación, yo siempre suelto una excusa muy buena que me he aprendido para limpiar un poco mi imagen, y es que, me encantan las historias de la gente a la que no le gusta su vida, y tiene el valor de cambiarla. En serio, leed el libro, tampoco está tan mal, te recuerda que sólo tú eres dueño de tu destino, y además descubres algún que otro detalle escabrosillo sobre el autor. Porque cotillear, en su justa medida, las vidas ajenas, es un guilty pleasure de manual.


En invierno, algunas veces, utilizo pijamas de franela con dibujitos. Aquí la excusa viene en forma de pregunta ¿Por qué lo más feo y ridículo es, casi siempre, lo más cómodo y calentito? No tengo nada más que añadir, Señoría.

Todas llevamos una Bridget Jones dentro

Colecciono imanes de nevera. Para mí éstos son sinónimo de hogar. Una casa sin imanes de nevera, es una casa fría e impersonal. Lo siento, pero no lo puedo evitar, a mí una nevera desnuda es algo que me sobrecoge el alma. Además, mis imanes no son unos imanes corrientes, sino que cada uno pertenece a una ciudad que he visitado. Así que, cada vez que me voy de vacaciones, entre mi planning siempre incluyo pasar una tarde de compras por la ciudad de turno buscando el imán ideal. Podéis reíros si queréis, pero no sabéis lo orgullosa que estoy yo de mi nevera tuneada.


Cuando veo en alguna película un actor que me gusta, y que hasta ese momento desconocía, inicio entonces una investigación a través de internet propia de la CIA para enterarme de todo lo relacionado con el sujeto en cuestión. Y cuando digo todo, quiero decir todo: ¿Cuántos años tiene? ¿De dónde es? ¿Tiene novia? ¿En qué otras pelis ha trabajado? ¿Cómo le gusta tomar el café? ¿Es más de playa o montaña? ¿Es alérgico a algún medicamento? ¿La última declaración de la renta le salió a pagar o a devolver? Cotilleo puro y duro lo llaman algunos, pero a mí me gusta decir que simplemente me preocupo por estar bien informada. No veo nada de esquizofrénico en ello. A veces se me olvida, pero soy licenciada en periodismo, y quieras que no, lo llevo en la sangre.


Odio hacer deporte, pero hace ya bastantes años descubrí una manera de ponerme en forma (todo lo en forma que yo puedo estar, claro) con la que no sufro y me divierto: bailar Batuka. El ritual siempre es el mismo: quitarle el polvo a aquel DVD de “Aprende a bailar Batuka” que compré allá por el año 2006 y que suele estar enterrado bajo las cintas VHS que regalaba Telepizza en los noventa o detrás de los vídeos de las comuniones de mis primos, convertir el salón en una especie de pista de baile retirando la mesa por un lado y el sofá por el otro, e imitar los movimientos de esos señores que aparecen en la tele vestidos con los colores corporativos de la Batuka, que como todo el mundo sabe son el amarillo y el negro. Habrá métodos más efectivos y modernos y también menos irrisorios, pero yo soy una persona tradicional y fiel, y si a mí la Batuka me funciona, pues con ella hasta la muerte.


Pasamos ahora al terreno culinario. Todos hemos sufrido alguna vez esas interminables tardes en las que no tienes nada que hacer y al final acabas haciendo algo superalocado y salvaje como ver 'Sálvame' o 'El Diario de Patricia' mientras saqueas la nevera, decorada con imanes preferiblemente.

Aclaración: Sí, ya sé el Diario de Patricia fue cancelado hace tiempo -una de las pocas cosas sensatas que se han hecho en este país en los últimos años, pero que por otro lado supuso una gran pérdida, porque a ver de dónde sacamos nosotros ahora personajes tan insólitos, que ayudan a animar cualquier reunión de amigos, como aquella muchacha que le dijo a su novio que se había quedado embarazada al ponerse una inyección- pero echémosle un poco de imaginación y retrotraigámonos al año 2008.

Cuando me encuentro en esa situación no tengo filtro alguno, gastronómicamente hablando. Las mezclas son mi especialidad, y tan pronto me como unas galletas de coco seguidas de pepinillos en vinagre como me hincho a caramelos  después de haber dejado tiritando una bolsa de cacahuetes. Siempre me he sentido atraída por la cocina creativa y me gusta poner a prueba mi estómago. Además, una persona que tiene en su posesión el DVD 'Aprende a bailar Batuka', no se deja intimidar  por esos kilos de más que supone comer semejantes guarradas. Como veis, lo tengo todo controlado.


Siempre he sido consciente de que mis gustos en cuestión de cine dejan bastante que desear. A día de hoy sigo viendo las películas que me acompañaron durante la adolescencia como ‘Una rubia muy legal’ o ‘La cosa más dulce’, y no me pierdo una sola comedia romántica. Además, tampoco pasa nada si tengo que tragarme algún telefilm de esos que ponen en Antena 3 los sábados por la tarde. Me parecen superentretenidos y el que diga lo contrario miente porque ¿quién puede resistirse a una película en la que una mujer asesina a su vecina para quitarle el marido del cual se ha encaprichado mientras a su hija le hacen bullying en el colegio al mismo tiempo que su exmarido tiene problemas con las drogas y el alcohol?


He dejado para el final el que quizás, sea el placer oculto más común de todos, porque es difícil encontrar a alguien que no cante en la ducha. Con el sonido del agua corriendo y los oídos taponados de jabón, tu voz suena hasta bien. Es más, en ese justo momento acabas preguntándote por qué, con ese chorro de voz que Dios te ha dado,  desperdiciaste cinco años en la universidad y dónde narices estabas tú cuando se celebraban los casting de Operación Triunfo.

¿Os acordáis de aquel personaje de ‘A Roma con amor’ que en el mismo escenario del teatro cantaba ópera bajo  la ducha porque fuera de ella se sentía inseguro? Sólo Woody Allen podía ser el creador de una historia tan disparatada.


Creo que ya he llegado al límite de humillación que el ser humano puede soportar, así que ya está bien.  Hasta aquí mi lista de placeres ocultos.

¿Me contáis cuáles son los vuestros? ¿Coincidimos en alguno?


31 comentarios:

  1. Ja,ja ja, nunca comento porque voy con prisas pero me ha encantado tu entrada, y lo que es peor comparto varios secretos inconfesables contigo , lo de hacer seguimiento a un actor que descubro, lo de los calcetines, lo de las mezclas de comida raras, las dos cancioncitas de marras...

    ResponderEliminar
  2. Wapa que talento para escribir tanto sin aburrir, se nota esa sangre de periodista, la verdad que llevaba tiempo entrada en busca de nuevas entradas y por fin!!!!! Me he reido mucho me he sentido identificada con muchas me encanto el libro de jorge javier jajaja es que la gente tiene muchos prejuicios, también compargo lo de la nevera y aunque me gustan otro tipo de pelis no tengo prejuicios en ese sentido y tb he visto una rubia muy legal y me encanto jajajaja y bueno mil secretos mas que nk desvelare jejeje. Bss wapa genial el post.

    ResponderEliminar
  3. Nunca he hecho Batuka a ver si me animo!!
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Uff yo tengo unos cuantos cuantos... la danza kuduro es una jajajaja Estando en un atasco en Zurich bajo la ventana del coche y la de al lado la tenía puesta así que imagínate jajaja. Mezclas de comida también, lo de dormir con calcetines nooooo ... Me he reído mucho con el post! todos somos "especiales" y "únicos" por suerte :-)
    Besazos
    Fashion Avenue
    http://fashionavenueabc.blogspot.de/

    ResponderEliminar
  5. Hola: me gusta mucho. Es muy interesante. Seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
  6. Que chulo el post!! La verdad que coincido con un par de cosas contigo.
    besos!

    http://miestilobasico.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Un post buenisimo!! y lo de los imanes lo leia y es taaaan cierto! una casa sin imanes parece de revista que no vive nadie.. hehehe

    http://rubiaagotas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. En algunas cosas coincidimos, como lo de dormir con calcetines, en invierno si no me los pongo no duermo! Y no es por frío, es manía. Un beso
    http://elsecretodemistercloset.com

    ResponderEliminar
  9. un post genial guapa

    http://www.lecoolbycarol.com/

    ResponderEliminar
  10. Jajajja yo también duermo con calcetines aunque me levanto sin ellos jaja

    http://www.caritrini.esy.es/

    ResponderEliminar
  11. Me identifico plenamente con todo lo que has escrito!!! un post genial!!
    gracias por compartirlo!
    un besito, Natali

    100% natural & homemade cosmetics => sano sanisimo

    ResponderEliminar
  12. Jajajajaa un post buenísimo! me he reído mucho.
    Coincidimos en los calcetines... y en mi colección de pijamas "calentitos", que mi marido insiste en que debería tirar pero yo me niego! jajaja
    Besos guapa,
    Emma
    www.emmalovesfashion.com

    ResponderEliminar
  13. Madre, cuánta información,jjjj, a ver por dónde empiezo...pues por el principio. Yo soy una fan total del Manual del buen vividor( con decirte que es lo primero que busco cuando compro la Elle todos los meses). Ese hombre y su forma de escribir me tienen enamorada,jajjaj!! Lo de la danza Kuduro parece que te estoy viendo en Bath, muy bueno! Yo también colecciono imanes para la nevera de los sitios donde voy ( son súper chulos los de tu foto) y me encanta cantar en la ducha ( no śe, parece que hasta me oigo mejor con el agua cayendo que cuando no es así,jj) Y en cuanto al cine...qué te voy a decir, a mí me gusta todo: comedias románticas, bélicas, ciencia ficción, thriller...tooooodo! Bss y buen finde :)

    ResponderEliminar
  14. Un Post genial, me ha encantado, besos.

    http://www.trendythais.com/

    ResponderEliminar
  15. jajajjaa muy bueno! Todos tenemos muchos guilty pleasures, has sido muy valiente confesando los tuyos! :P Genial post!

    Besos,

    http://theartofpaloma.com/

    ResponderEliminar
  16. Cómo me he reído con este post! Aunque debo confesar que coincidimos en bastantes... los imanes son mi perdición, la mezcla de comidas ni te cuento y lo telefilms... me declaro culpable!
    Besotes

    www.mybeautrip.com

    ResponderEliminar
  17. Un post genial y divertido, excelentemente redactado, jajaja, me pasa lo mismo a mi pero con bandas de rock que me gustan, investigo todo, jajaja, sera tambien porque tengo el periodismo en mis venas. Saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

    ResponderEliminar
  18. Me identifico con muchísimas y sí, la ropa fea suele ser la más cómoda y por mucho que intente desbancar esto es imposible, donde estén esos pijamas... Un besazo guapa me ha encantado el post
    http://lilbourne.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  19. Un post muy interesante :)
    Me gusta jaja.
    Te sigo!!

    6 del dos
    Bloglovin

    ResponderEliminar
  20. Yo también tengo pijamas horribilis y calcetines gorditos, jijii

    ResponderEliminar
  21. jajajjaja la de imanes que tengo yo en la nevera....jajaja
    me ha encantado el post!
    un besazo preciosa

    http://diarioparaquererme.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  22. Un post muy divertido, tampoco eres tan rarita, tus manías son muy normalitas. Besos

    ResponderEliminar
  23. Un post muy divertido, tampoco eres tan rarita, tus manías son muy normalitas. Besos

    ResponderEliminar
  24. Hola, guapa! Jajajaja lo que me he reído, en algunas cosas muy muy yo! Hoy en mi post hablamos de un tema preocupante, la violencia de género, espero que juntas logremos solucionarlo!http://blancaancosta.blogs.elle.es/2015/06/02/te-doy-mis-ojos/ Besos!

    ResponderEliminar
  25. jajajaja me ha encantado el post! coincido en lo de los calcetines como los llamo yo "pelusines"y en la batuka jajajaj metodo que nunca falla!! Y no son tan raras tus manias jajaja
    besitos
    www.everyfunday.com

    ResponderEliminar
  26. Un post genial y muy gracioso. Además, coincidimos en muchas, creo que menos en la de dormir con calcetines y la de danza Kuduro, porque no soporto esa canción, eso sí, ponme la versión antigua de Oye abre tus ojos y me tienes en el centro de la discoteca marcándome una súper coreografía que a la versión de Chayanne no termina de encajarle, en todas jajaja.
    Besos
    Te espero en Bridal Moments

    ResponderEliminar
  27. Un post genial! jaja Qué recuerdos batuka! Aún tengo los DVD jajaja Baile una canción en 5 de primaria! jaja
    Me ha encantado el post guapa!

    Besotes y feliz día
    http://elvestidorderachel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar